Ahorrar en la Factura del Gas

Si dispones de gas en tu hogar. ¿Qué puedes hacer para reducir la factura del gas?

Los principales consumos de gas en tu hogar son la calefacción, el agua caliente sanitaria y la cocina. Te mostramos varios consejos para reducir tu factura.

Por donde empezar a ahorrar gas:

El consumo de gas natural canalizado ha ido aumentando de forma progresiva en España. En 2016 el consumo de el sector residencial representa el 18,3% del consumo de energía final total, frente al 30% del consumo eléctrico. Con respecto  al del conjunto de hogares de la UE nos encontramos algo por debajo gas (25,4%) y eléctrico (29%). 

El continuo aumento de las redes de distribución de gas canalizado, a aumentado el número de usuarios que tienen acceso a esta fuente de energía. Por ello es importante saber las ventajas de esta fuente de energía para nuestro hogar, sobre todo en eficiencia y sostenibilidad.

¿Qué podemos hacer para reducir nuestra factura de gas?

Los principales consumos de gas en tu hogar son la calefacción, el agua caliente sanitaria y la cocina. Te mostramos varios consejos para reducir tu factura.

Contratación del suministro de gas

Las tarifas del gas se liberalizaron el 1 de enero de 2003 para todos los consumidores junto a la tarifas de electricidad. A día de hoy más del 97% de los consumidores se encuentran con una tarifa de gas en mercado libre.

La factura del gas tiene muchas similitudes con la factura de la electricidad. Además, hay varias comercializadoras que te ofrecen ofertas de las dos energía unificada en una misma factura.

Facturas ejemplo de gas

La estructura de la factura del gas es la siguiente:

Una parte fija, donde se paga una cuota mensual según nuestro consumo anual. A mayor consumo, la cuota es inferior. También se incluye en esta parte, la cuota de alquiler del contador, cuyo precio es regulado.

Una parte variable, nuestro consumo de gas en kWh se multiplica por un precio variable. Este precio variable, igual que en la parte fija, depende de nuestro consumo anual previsto dividiéndose en cuatro tramos.

Impuestos, el principal impuesto es el IVA que tiene como base la suma de la parte fija y variable.

Existen cuatro tramos de tarifas. Por norma general, el 95% de los hogares españoles están encuadrados en las dos primeros tramos de tarifas. Estos tramos son:

T.1 para consumo inferior o igual a 5000 kWh/año. Si sólo utilizamos el gas para el agua caliente sanitaria y/ó para la cocina estaremos en cuadrado en este tramo de consumo.

T.2 para consumo superior a 5000 kWh/año e inferior a 50.000 kWh/año. En el caso de disponer también una caldera para calefacción, ya estaríamos en este tramo de consumo.

Para los consumidores englobados en estos dos tramos de consumo, existe la posibilidad de contratar una tarifa regulada de gas. Dichas tarifas reguladas se actualizan con carácter trimestral, según las posibles variaciones de los componentes regulados y la variación en el coste de la materia prima.

Para realizar una correcta elección de comercializador, desde ahorradores de facturas te proponemos las mejores tarifas de mercado libre. Para ello nos basaremos en las comercializadoras registradas en la CNMC.

Información recogida en la factura del gas

En las siguientes líneas encontrarás una breve descripción de los apartados que existen en una factura de gas. La estructura puede variar de una comercializadora a otra, pero debe reflejarse una información mínima por regulación.

Primera hoja de la factura del gas

En la zona del encabezado viene detallado los datos del suministro y titular del contrato.

Punto 2, nos indican el periodo de facturación, se puede solicitar que sea mensual o bimensual, cada dos meses.

Punto 3, tenemos el CUPS (o Código Único de punto de Suministro). Es un número que identifica nuestro suministro, al estilo del DNI. Es muy importante tenerlo localizado en una factura o contrato a la hora de realizar un cambio de comercializadora.

Punto 4, tenemos la tarifa de acceso que nos corresponde por nuestro consumo.

Descripción factura de Gas Primera Parte

En la zona de los detalles de cálculo se realiza la conversión de nuestro consumo en volumen, metros cúbicos, a energía consumida, kWh, realizando una conversión donde se tienen en consideración tanto la presión del gas como el poder calorífico superior, o energía contenida en el gas.

También se muestra una gráfica con el histórico de consumo del último año, que nos sirve para saber la evolución de nuestro consumo durante el año.

Segunda hoja de la factura del gas

Punto 1, están el número de factura y la fecha de emisión.

Punto 2, están los datos correspondientes al consumo y término fijo del periodo de la factura. Se expresa tanto el valor del precio unitario con el consumo del periodo. Lo mismo ocurre en el término fijo. También se indica el nombre de la tarifa que tenemos contratada.

Descripción factura de Gas Primera Parte

Punto 3, podemos ver el coste regulado correspondiente al equipo de medida.

Punto 4, se calcula la base imponible, es el importe que servirá de base para aplicar el impuesto del IVA  (21%). Por tanto, el importe de la factura sería la suma de todos los conceptos.

Punto 6, podemos ver si tenemos algún servicio contratado con nuestra comercializadora de gas. El servicio más común es la revisión y mantenimiento de la caldera, calentador e instalación de gas. Hay que recordar la obligación legal de realizar una revisión de los equipos a gas  por un instalador autorizado.

Punto 7, ya tendríamos el resultado final, con la cantidad a pagar en el periodo facturado.

Fuente:CNMC

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Ok» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar